Decorar habitaciones infantiles con vinilos decorativos

Se han convertido en una forma rápida, sencilla y económica de decorar. Es increíble como unas simples “pegatinas” pueden crear un espacio tan efectista.

Los vinilos decorativos se imprimen y luego se recortan con la forma deseada, son de acabado mate y muy finos, por eso al colocarlos quedan perfectamente integrados en la pared y la pared parece pintada.

Hay varias formas de decorar una pared con vinilos decorativos, podemos colocarlo para crear un diseño centrado en la pared, y que el vinilo sea el protagonista de la pared, como podría ser un vinilo mapamundi, que nos sirve de elemento decorativo al mismo tiempo que los niños tienen un referente de aprendizaje.

Podemos también elegir un diseño tipo rama decorativa o floral, éstos funcionan muy bien que envuelva un lateral.

Existe una opción muy socorrida y que es supertendencia últimamente, se trata de los vinilos de tipo patrón como vinilos de lunares, vinilos de triángulos, o multitud de formas a elegir, con ellas podemos llenar una pared repartiendo las pegatinas por donde queramos, esto nos permite crear el diseño a nuestro gusto, podemos distribuirlas de forma alineada, de forma aleatoria, podemos juntarlas más o menos, También podemos llenar toda la pared o repartirlas por una zona, por ejemplo, alrededor del cabecero y que poco a poco vayan disminuyendo en cantidad, en fin, todas las opciones de distribución que se nos ocurran.

COMPARTE

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn